Dos puntos importantes en este difícil comienzo de liga, contra uno de los aspirantes al título y vigente campeón de la categoría.

Buen partido de las valencianas en su feudo contra un Handbol Sant Quirze que no cedió en el empeño de sumar algún punto pese a las amplias diferencias en el marcador. Y eso que la entrenadora local,  Montse Puche, tuvo que tirar de jugadoras de la cantera para suplir tres bajas importantes, las primeras líneas Ángela López y Sara Del Río, y la portera Amparo Aguas.

El partido comenzó muy igualado, con defensas profundas y ataques con mucha movilidad. Pero fue Morvedre el que imprimió a partir del minuto cinco una mayor intensidad defensiva y rompió el partido con rápidas contras y buen acierto en el ataque posicional, consiguiendo rentas de hasta ocho goles y llegando al descanso con un 20-13 en el electrónico.

En el segundo tiempo Sant Quirze cambió la estrategia defensiva con un marcaje directo sobre la local Lorena Zarco. A Morvedre le costó adaptar su juego durante varios ataques y el equipo catalán aprovechó para recortar la diferencia en el marcador hasta los tres goles. Pero como ya ocurrió en el partido anterior, tras ajustar la defensa y la portería, Morvedre volvió a tomar el control del partido y del tanteador, alcanzando diferencias de hasta siete goles y llegando a un marcador final de 34-29.

Destacaron a nivel ofensivo una espectacular Andrea González con nueve goles, perfectamente asistida por Lorena Montilla y Carmen Toscano, las extremos Beatriz San Isidro y Esther Lacueva, con seis y cinco goles respectivamente, y Mendía Ibañez con cuatro tantos.

Balonmano Morvedre.- San Isidro (6), Toscano (2), Zarco (1), Marín, Del Río, Lacueva (5), Monterde (pt), Ibañez (4), Montilla (2), Ocáriz (2), Gil (pt), González (9), Esquer (1), Martín (2)

Handbol Sant Quirze.- Robles (1), Carreras (7), Cadens (3), Crespo, Piuggene (1), Moliner (1), Rodríguez (1), Córdoba, Gil (6), Subirana, Mateu (1), Plana (6), Torregrosa (2), Jiménez, Millán.

 

Foto.- Ricardo Gil