El enfrentamiento entre los dos únicos equipos invictos del grupo, hace prever un partido muy interesante.

Tras el buen resultado contra el Handbol Gavà, el Morvedre se concentra con buen ánimo en preparar el importante partido contra el Handbol Sant Vicenç – Bar Mi Casa, con la intención de empezar a liderar en solitario.

El equipo técnico, encabezado por Montse Puche, trabaja en transformar la presión que supone poder marcar distancias en la clasificación en un estímulo para las jugadoras. Tras las primeras cinco jornadas de la liga, el Morvedre ha definido un equipo bien cohesionado y capaz de afrontar el reto de vencer ante cualquier rival. Además Puche podrá contar de nuevo con la portera Amparo Aguas, que ha recibido el alta médica y ya está en disposición de ayudar al equipo.

El Sant Vicenç, dirigido por Josep María Mestre, viene con muchas ganas y también es consciente de lo transcendente de este enfrentamiento.

El conjunto que consiga la victoria en esta sexta jornada, se posicionará como uno de los claros aspirantes al título de está temporada.

 

 

Foto.- Ricardo Gil