Una desafortunada segunda parte del equipo entierra las posibilidades de conseguir la victoria en el primer desplazamiento de la temporada

Una buena primera parte no fue suficiente para puntuar en tierras gallegas. Si la semana pasada en casa fue el inicio de partido lo que hipotecó las posibilidades de conseguir la victoria, esta vez fue el inicio de la segunda mitad, donde un parcial de 9-1 evitó cualquier atisbo de puntuar del equipo saguntino.

Empezaba el partido del Balonmano Morvedre con una primera parte igualada. Si bien el equipo iba por detrás durante prácticamente todo el tiempo, había sido capaz de empatar a 9, y en ningún momento se veía imposibilidad para poder disputar la victoria final. Con resultado de 12-10, con victoria parcial para las gallegas se llegaba al descanso, con el Morvedre en buena línea y con las sensaciones intactas para el segundo tiempo.

Sin embargo, en el inicio de la segunda parte, las gallegas conseguían un parcial de 9-1, y las chicas de Montse Puche no parecían sentirse cómodas en la cancha. Aún a pesar de la distancia que cada vez se iba agrandando, en ningún momento se veía una diferencia insalvable entre los dos equipos, y parecía que en cualquier momento las valencianas podrían empezar a limar diferencias. Pero no fue así, y aunque finalmente el Morvedre conseguía que la pelota empezará a entrar entre los tres palos, la distancia ya era mucha y se llegaba al final del encuentro con un 29-19 que reflejaba esa diferencia de la segunda mitad.

Ahora toca trabajar durante las dos próximas semanas, ya que hasta el 10 de octubre no se retoma la competición, toca concentración de la selección y trabajo y ajustes para las guerreras saguntinas. Esperemos que a la tercera sea la vencida.