A las valencianas se les escapa la oportunidad de igualar en la clasificación a un rival directo

Duelo de necesidades el vivido hoy en el René Marigil. Conservas Orbe Porriño llegaba a tierras valencianas como sexto clasificado en Liga Guerreras Iberdrola con un total de cinco puntos y tras una dura derrota frente al CB Elche. Morvedre, con solo dos puntos menos, afrontaba el choque con un extra de motivación tras arrancarle un punto en el último segundo a Liberbank Gijón la pasada jornada. Dinámicas distintas, posiciones parejas y necesidades idénticas. Ambos conjuntos precisaban de una victoria y las valencianas lo tuvieron muy cerca. Se les escapó el triunfo en el último minuto.

Tal y como sucedió la pasada jornada frente a LiberbanK, la guardameta Amparo Aguas volvía a emerger como la gran salvadora de su equipo. Y es que la valenciana hacía paradas de todos los colores. Atajaba tiros desde los 7 metros, contras eléctricas del club gallego, lanzamientos lejanos. Por arriba por abajo. A un lado y al otro. Todo. La portería de Morvedre parecía sellada como un muro. No fue hasta el minuto 9 de partido cuando las gallegas lograron batirla por primera vez en el encuentro. Colocaban así el 2-1 en el luminoso.

Cuando Porriño inauguró su casillero en el René Marigil comenzaron los problemas para Morvedre. Las saguntinas tuvieron varios minutos de desconexión, lo que propició que las visitantes se adelantar por primera vez en el partido. 2 – 3 en el luminoso.

Sin embargo, ese despertar de Porriño fue solo un espejismo. Las jugadoras locales comenzaron a anotar tras contras eléctricas y jugadas bien trenzadas y anestesiaron a las gallegas. Llegaron así al minuto 19 con su máxima ventaja. El marcador lucía un 6- 4.

Consiguieron las valencianas mantenerse por delante en el electrónico durante toda la primera mitad. Ventaja que ampliaron aún más en los últimos compases de la primera parte con un + 5. El marcador marcaba un 13 – 8.

La segunda parte empezaba como acababa la primera. Amparo Aguas seguía parando y sus compañeras en la pista continuaban anotando. Así alcanzaron las de Montse Puche la máxima ventaja del encuentro: +6.

Cuando parecía que el partido no podía estar más de cara para las valencianas, llegaron las imprecisiones: pérdidas y lanzamientos errados. Eso dio alas a las gallegas que parecían volar sobre la pista. Primero alcanzaron un parcial de 0 – 3, que Morvedre pudo contrarrestar con un 2 – 0. Pero las visitantes iban muy en serio y cuando se llegaba al ecuador del segundo tiempo se hicieron con un parcial de 0- 4. Así alcanzábamos el minuto 17 con el marcador en tablas: 16- 16.

Montse Puche, consciente del momento complicado que atravesaba su equipo, solicitó un tiempo muerto. Y sus pupilas respondieron a la perfección. Salieron mordiendo y volvieron a irse en el marcador con 4 tantos seguidos. 20 – 16.

Fue entonces cuando Porriño solicitó un tiempo muerto, que también tuvo efecto en sus jugadoras. A falta de tres minutos para el final, las gallegas igualaron el choque: 20 -20. Último minuto de infarto en Sagunto. Se adelantaba Porriño y Morvedre ya no podía reaccionar. A las valencianas se les escapaba así un partido que tuvieron en su mano y que de haberlo ganado les hubiera permitido igualar a las visitantes en la clasificación. Ahora a las de Montse Puche solo les queda pensar en su próximo enfrentamiento este mismo sábado, contra Adesal Córdoba.

 

 
Declaraciones tras el partido: