Raquel Bejerano Marí se incorpora al primer equipo del Balonmano Morvedre que dirigirá Manu Etayo. De la Liga Loterías a la División de Plata, del Canyamelar Valencia al BM Morvedre. La central ibicenca formada en los equipos base del Puig d’En Valls, donde llegó a jugar una temporada en División de Honor Plata y en algunas categorías base de la selección española, ha jugado con gran acierto las dos últimas temporadas en División de Honor femenina.

El presidente del club, Jesús Amores, está convencido que “aportará mucha experiencia y calidad al equipo junto a las excelentes jugadoras de la casa. Raquel es una jugadora con garra, constante en el trabajo, disciplinada, que siempre juega para el equipo y que tiene un gran futuro en el balonmano español”.

Esta estudiante de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, que acaba de cumplir 21 años, en la última temporada ha anotado 31 goles en la máxima categoría del balonmano femenino español. La jugadora ha rebajado últimamente su aportación anotadora para centrarse en su gran dirección de juego, siempre tácticamente correcta y sabiendo lo que tiene que hacer en cada momento. Destaca su gran 2×2, un buen lanzamiento en apoyo a media distancia y un muy buen 1×1 hacia los dos lados.

Amores se ha mostrado muy ilusionado con el equipo de la próxima temporada “tenemos un gran equipo técnico y muy buenas jugadoras, aunque en los próximos días todavía esperamos alguna nueva incorporación que ayude a crecer a las jugadoras más jóvenes formadas en el club”.