La selección de España junior femenina está concentrada, hasta el próximo 4 de junio, en el Centro de Alto Rendimiento de Granada, preparando el Campeonato del Mundo que se disputará del 1 al 14 de julio en Debrecen (Hungría). Y entre las jugadoras que forman el equipo nacional se encuentran tres de las “guerreras” del Bm Morvedre, Cristina Polonio, Lorena Zarco y Rocío Rojas, que tan brillantemente consiguieron el ascenso a la máxima categoría del balonmano femenino español el pasado fin de semana y que siguen luchando sin descanso por alcanzar sueños cada vez más difíciles.

Esta es la primera etapa de preparación hacia la cita mundial en tierras magiares. Durante esta semana están entrenando a más de 2.000 metros de altitud, durante sesiones de mañana y tarde, todos los detalles sobre el Campeonato del Mundo. Tras esta primera etapa, la selección española volverá a concentrarse el 15 de junio en Pinto.

El Bm Morvedre es junto a Aula Alimentos de Valladolid y el KH-7 Granollers el equipo que más jugadoras aportan a este combinado. Cabe recordar que las tres jugadoras del BM Morvedre han estado en todas las convocatorias de esta generación y ya acumulan 20 internacionalidades, en categoría junior, cada una de ellas.

Sobre la concentración en el CAR de Sierra Nevada el seleccionador nacional, Imanol Álvarez, asegura que “las jugadoras vienen un poco saturadas de competición, entonces no debemos trabajar muy duro, queda un mes por delante y queremos que lleguen frescas al Mundial; aprovecharemos las sesiones para recordar sistemas, analizar los partidos del clasificatorio en Portugal y meternos en faena poco a poco”.